En lo único que puedes pensar cuando solo ves agua a tu alrededor es en llegar a la orilla. En eso, y en apretar con fuerza a tu bebé para que una ola no te lo arranque de los brazos.

Sientes el frio y la humedad en tus huesos. El vaivén del oleaje te haría vomitar, si no fuera porque llevas varios días sin comer. El agotamiento se apodera de todo tu cuerpo. Si cierras los ojos puedes ver el rostro de tu madre. Pero no puedes dejar que el sueño te venza, no puedes aflojar la presión.  Aprietas el pequeño bulto contra tu pecho y aguantas, un poco más.

Respiras aliviada cuando ves unas luces en el horizonte, acercándose. Ignoras que pronto te enviarán de vuelta al lugar del que saliste. Incluso te atreves a sonreír esperanzada, porque ni siquiera notas que tu bebé lleva horas demasiado frío.

___
Por: R.G.J. | Categoría General.
 
#EfectoMariposa2020 #ConcursoCONGDCAR2020 #MujereIgualdad
 
Ver todos los relatos participantes de la V edición Concurso Literario Efecto Mariposa "Mujer e Igualdad".   
 
Vota por tu relato literario favorito