Su vida no ha sido fácil. Muchos fueron los insomnios provocados por dolor y llanto, por el llanto diario e inexpresivo de un alma doliente. Subyugados por su matrimonio tanto como ella misma, nunca pudo disponer de sus bienes, ni siquiera de esas parcelas que heredó de su madre. Parcelas que su abuelo aportó en su día como dote de su hija; una más de aquellas hijas que, por la sencilla circunstancia de haber nacido mujeres, acudían al altar acompañadas por esas escrituras o bienes que las hiciesen parecer más merecedoras de marido. Aunque extraño, ese tiempo existió. Fue el mismo tiempo en que las viudas computaban en los censos como medio vecino, como si la ausencia de marido las tornase incompletas.
 
En esos mismos terrenos hoy objeto de compraventa, encadenó días de trabajo teñidos por más sangre que sudor y siempre más sudor que cariño. Sembrado en el campo del patriarcado, abonado por una costumbre regada de incultura, creció, como crecen las peores de las malas hierbas, el abrumador poder de dictar normas, ejercer desprecios y bofetadas, prohibir el reproche femenino y resolver la mayoría de las cuestiones con golpes sobre la mesa y su cara. Sin motivación ni argumentos. Sin recurso.
 
Por suerte, la viudedad ha sido justa para las partes intervinientes; suerte para ella, que ha sobrevivido al que tuvo menos suerte y menos derecho a tenerla. Ningún derecho a poseerla; ni a la suerte ni a ella. Aurora es hoy amanecer. Ya sin vicio en el consentimiento, sin los cardenales que deja en el alma el puño masculino sobre su piel, sobre ese cuerpo siempre vestido de un luto impuesto por sus propios miedos.
 
Durante un breve instante que acompaña mi sonrisa, contemplo el parpadeo rítmico del cursor en la pantalla, latido constante de una mujer que se sabe libre. Libre de obligarse o contratar. Libre y capaz de vender esas fincas para enterrar los recuerdos yermos de sus peores días. Mujer libre para vivir porque, realmente, está en su derecho. Doy fe. Rocío D. L. Notaria. (Hija de notario. Nieta de notario.)

___
Por: L.D.L. | Categoría La Rioja.

#EfectoMariposa2020 #ConcursoCONGDCAR2020 #MujereIgualdad
 
Ver todos los relatos participantes de la V edición Concurso Literario Efecto Mariposa "Mujer e Igualdad".    
 
Vota por tu relato literario favorito