Nadie creyó la noticia cuando fue publicada: Las mujeres se marchaban de la Tierra.

No nos asustó la nula tasa de nacimientos denunciada durante años por la ONU, ni la quiebra de las fábricas de juguetes.

Solo cuando la última mujer fue vista en la selva de Sulawessi empezamos a preocuparnos.

Las expediciones gubernamentales buscaron por las montañas más altas y los pozos negros en los que durmió el carbón. Sus drones recorrieron la línea secreta de El Ecuador. Algunos chocaron en el cruce con los meridianos y se destruyeron. Las mujeres continuaron sin aparecer.

A muchos hombres los hirió la soledad y se suicidaron en masa. Vimos sus cadáveres arrastrados por la nieve o la arena del desierto.

La NASA informó que las mujeres podían haberse refugiado en la cara oculta de la Luna o en los cráteres de Marte.

En un colegio, mientras jugaban con las muñecas y el balón, uno de los críos tuvo la idea. Construyeron globos, los llenaron de aire y los enviaron al firmamento con una sola palabra:

¡PERDÓN!

___
Por: M.A.C.T. | Categoría General.
 
#EfectoMariposa2020 #ConcursoCONGDCAR2020 #MujereIgualdad
 
Ver todos los relatos participantes de la V edición Concurso Literario Efecto Mariposa "Mujer e Igualdad".    
 
Vota por tu relato literario favorito