Encima de un escenario, por primera vez, quedé asombrada ante una de mis iguales. Jamás había visto cosa igual: una mujer que no utilizaba la sexualidad a su favor sino su energía, su presencia y su fuerza para atrapar a la audiencia. El aroma de las batallas se percibía desde las butacas; era guerrera y lo sabía. El papel que representaba le sabía a auténtica victoria y, por ello, alzaba el trofeo en forma de palabras. Su atrezo tenía tacto aterciopelado, fruto de la confianza y de la amabilidad cultivadas. No tenía la necesidad de explicar si solo se necesitaba a sí misma o necesitaba a alguien más; tampoco que nadie le dijera que era única. Yo estuve a un paso de decírselo pero, de alguna forma, entendí que la mejor manera de respetarla era no hacerlo, y dejar que su magia siguiera fluyendo en el escenario. Ante muchos ojos, sola o acompañada, pero sin dejar nunca de ser ella.

___
Por: R.M.M.. | Categoría General.
 
#EfectoMariposa2020 #ConcursoCONGDCAR2020 #MujereIgualdad
 
Ver todos los relatos participantes de la V edición Concurso Literario Efecto Mariposa "Mujer e Igualdad".    
 
Vota por tu relato literario favorito