Ideas glocales

Claves para entender la actualidad y soluciones Globales y Locales, centrada en la Emergencia Covid-19 desde el Enfoque de los Derechos Humanos y la Agenda 2030.

Ante la pandemia nuestras organizaciones -las ONG para el Desarrollo-, están trabajando para dar respuesta a una emergencia sanitaria que no conoce fronteras: las ONGD no paramos.

La gravedad de la situación que estamos viviendo se agudiza en el caso de la población más vulnerable –que sufre en primera persona las condiciones de precariedad que se arrastran, en el caso de España, desde la crisis de 2008 y los recortes de las políticas sociales. En esta situación se encuentra las personas mayores, con discapacidad, el pueblo gitano, trabajadores y trabajadoras precarizadas, personas con discapacidad, personas encerradas en los CIEs, población migrante, trabajadoras domésticas, gente en los márgenes del sistema. La única vía para frenar la pandemia es si somos capaces de contenerla en todo el mundo.

Esta crisis también nos dejará algún aprendizaje en positivo. Destacamos tres:

  • El primero, que a pesar de que la mala noticia es que cualquier persona es una víctima en potencia, todas somos soluciones potenciales.
  • El segundo la fuerza del apoyo mutuo cuando actuamos como comunidad, imaginando fórmulas de ayuda a los vecinos más vulnerables o de cooperación en la fabricación del material necesario.
  • El tercero el valor de lo público como la más eficaz defensa a este tipo de situaciones y el trabajo impagable del personal sanitario, auxiliares, cuidadoras de personas dependientes, personal del transporte, personas que trabajan en establecimientos de alimentación y farmacia, etc.

Ahora solo hay que darse cuenta de que la comunidad va más allá de los límites de nuestro confinamiento. La respuesta al COVID-19 para nuestra ciudadanía, o es global, y sin dejar a nadie atrás, o no será efectiva ni eficiente. No podremos contener la pandemia quedándonos en nuestras casas y paralizando nuestra economía, sin contenerla en América Latina, en Asia y en África.

Ante estas circunstancias, es necesaria una gobernanza global reforzada dirigida al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, de tal forma que, además de promover el desarrollo y la sostenibilidad ambiental, se promueva un sistema de salud global universal, así como los Derechos Humanos para todas las personas, en cualquier rincón del planeta. Si algo confirma esta epidemia es que somos interdependientes, que la solidaridad universal es la cura, la justicia global la vacuna.